Site Overlay

Chagas, una enfermedad olvidada con nuevo impulso para la investigación

La Organización Mundial de la Salud califica como desatendidas u olvidadas a un grupo de enfermedades tropicales “que reciben poca atención y se ven postergadas en las prioridades de la salud pública porque los afectados carecen de influencia política”. Entre ellas se cuenta el Chagas, el mal transmitido por la vinchuca, que no tiene cura ni medicamentos específicos para su tratamiento. 

El Litoral participó la semana pasada de un tour industrial organizado por la compañía Sanofi, un laboratorio de origen francés con sede en Argentina, que produce medicamentos y vacunas. En ese marco, los representantes de la firma destacaron el trabajo que se está desarrollando en el país para impulsar las investigaciones sobre Chagas, a través de acuerdos con el estado y con estímulos a científicos locales.  De acuerdo a los datos del Ministerio de Salud de la Provincia, el Chagas sigue circulando en al menos 3 departamentos de Corrientes: Empedrado, General Paz y San Luis del Palmar. Aunque los últimos informes del Ministerio de Salud revelan una importante disminución de la presencia vectorial -del 25 al 1%-, la provincia aún no logró la interrupción de la transmisión. “Chagas es actualmente uno de los principales focos de trabajo del programa de responsabilidad social de Sanofi, mediante el cual se establecieron acuerdos con el estado para facilitar el acceso a los medicamentos”, destacó el director médico de la compañía farmacéutica Sanofi, Cristian von Schulz- Hausmann. En diálogo con El Litoral, el especialista recordó que debido a la falta de investigación acerca de Chagas durante los últimos 50 años, la enfermedad no tiene cura ni medicación específica, por lo que los pacientes reciben fármacos para atender las consecuencias de la infección, como las complicaciones cardíacas. Otro de los ejes de acción de la compañía, en conjunto con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), es el impulso a la investigación. Este año, un grupo de investigadores de Rosario recibió el premio Sanofi-Conicet “Incentivo a la Innovación en Enfermedades Huérfanas”. El equipo integrado por Christian Magni, Ana Rosa Pérez e Iván Marcipar, está trabajando en el desarrollo de una vacuna oral contra la enfermedad de Chagas  y accedió a 800 mil pesos para continuar con el estudio. “Esto es sólo un impulso. Lo ideal es que otros gobiernos, otros laboratorios también sigan estas líneas de investigación porque son necesarios muchos intentos para poder llegar a uno acertado y contar finalmente con una vacuna que pueda evitar el Chagas”, finalizó Von Schulz. 

Publicado en El Litoral

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *