Site Overlay

Enfermedad renal, mal en aumento que afecta a pacientes de todas las edades

Cada año, más personas son diagnosticadas con enfermedad renal en Corrientes. Si bien la mayoría de los casos corresponden a pacientes adultos -principalmente diabéticos e hipertensos-, señalan que también hay personas jóvenes que sufren este mal. 

Hoy se conmemora el Día Mundial del Riñón, una fecha destinada a difundir la importancia del cuidado de este órgano, generando conciencia acerca de los hábitos necesarios para prevenir diferentes trastornos. El Litoral visitó el Servicio de Nefrología del Instituto de Cardiología de Corrientes, que es el principal centro de tratamiento y trasplante a nivel provincial y regional, desde donde brindaron información acerca de la situación de la enfermedad a nivel local.  De acuerdo a datos del Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), en Corrientes hay 556 pacientes que están recibiendo tratamientos de diálisis, de los cuales 115 están inscriptos en lista de espera para recibir un trasplante de riñón. Esta nómina incluye personas de distintas edades, ya que la enfermedad renal puede diagnosticarse en cualquier etapa de la vida. “Las causas por las que se presenta son diferentes y varían de acuerdo a la edad. En los adultos y adultos mayores, está directamente vinculada a la hipertensión y a la diabetes, mientras que en los jóvenes aparece por causas congénitas o por infecciones urinarias, entre otras cuestiones”, explicó la jefa del Servicio de Nefrología, Silvia Maurich. La especialista señaló que cada año se incrementa la cantidad de diagnósticos a nivel local y lo atribuyó “al aumento de la expectativa de vida y a la alta prevalencia de las enfermedades asociadas en la población”. La cantidad de casos graves e irreversibles de las patologías renal que se detectan, según la especialista, tienen que ver con la falta de prevención y control. “Es un mal que no presenta síntomas visibles. Las señales de daño en la función renal aparecen tarde, cuando el paciente ya necesita diálisis. Por eso es importante que tanto los médicos como los pacientes tomen conciencia de la importancia del chequeo nefrológico, que consiste en análisis de sangre y orina para medir niveles de urea y creatinina, entre otros”, detalló. Si bien estos estudios están recomendados especialmente para las personas con diagnóstico de hipertensión y diabetes, para permitir la detección temprana de la enfermedad, destacan la importancia de que se efectúen en pacientes adultos con regularidad. A esta medida preventiva, deben sumarse hábitos de vida saludable -recomendados para todas las edades-, como el consumo diario de al menos dos litros de agua, la disminución del uso de sal y el desarrollo de actividad física. Además de la atención en consultorios externos donde se practican chequeos y tratamientos a los pacientes con enfermedad renal, en el Instituto de Cardiología también se brinda el Servicio de Hemodiálisis y se coordina el ingreso a la lista de espera para trasplantes renales de toda la provincia. 

Publicado en El Litoral

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *